Skip to content

CAMPOS DEL DOLOR

Compartir Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Espinazo, también conocido como El campo del dolor (razón por la cual este proyecto toma su nombre) es un pequeño pueblo ubicado en el municipio de Mina en el norte del país, el cual ganó fama en el territorio mexicano y parte de Estados Unidos durante el contexto de la Guerra Cristera entre las décadas de 1920 y 1930 debido a los actos milagrosos de José De Jesús Fidencio Síntora Constantino “El Niño Fidencio” (Irámuco, Guanajuato, 1898 – Espinazo, Nuevo León, 1938) quién dedicó  su vida a sanar a miles de personas ayudándose de algunos de los más insólitos métodos de curación desarrollados por él mismo, los cuales incluían desde operaciones sin anestesia utilizando pedazos de vidrios rotos, sumergir a sus devotos dentro de una charca de aguas negras y sulfurosas  o hasta el encerrar a sus pacientes con una puma chimuela llamada “Concha” curándolos a través del susto. Todo esto ocurrió en un clima de crisis social y espiritual dentro del país.

Campos  Del  Dolor, fuertemente inspirado en la vida y obra de “El Niño Fidencio”, aborda  la  enfermedad y la diversidad funcional  y busca la creación de métodos no convencionales de curación emocional y espiritual a través del arte de performance.

“Un día soné con el Niño, me visitó en el plano de lo onírico para extirparme un tejido luminoso en forma de neurona, abriendo el costado de mi oído derecho con una navaja para afeitar. “Padezco” de una enfermedad llamada Glomeruloesclerosis focal y segmentaria, que aqueja mis riñones y que los doctores no han descubierto su etiología o posibles causas ni cura. A partir de ese sueño mi salud mejora. Decido dejar entrar al Niño a mi vida, mi obra se convierte en un constante homenaje a su nombre.”
Lechedevirgen Trimegisto, Artist Statement en Hysteria Revista, Más información

“Fidencio y los que creían en él, construyeron un mundo único, pequeño y lejano en medio del mito y la realidad, pero tangible. Mi viaje a Espinazo me regreso la esperanza de vivir, la certeza de poder vencer la enfermedad, las ganas de revolucionar el mundo, de creer en mí, de ganar lo que parecen batallas perdidas. Me entregó una paz interna, me hizo pensar en las posibilidades radicales de construir un nuevo mundo.”
Lechedevirgen Trimegisto, Con la Boca Llena de Viboras: Crónica de un performero en el Norte, Más Información 

Lechedevirgen en el Columpio de Espinazo, Octubre, 2015. Fotografía por HacHe

El proyecto se ha dividido en tres bloques, titulado “Tríptico del Dolor” que consistió en la presentación de tres performances tituladas respectivamente “Leprosos”, “Deslenguados” y “Endemoniados” presentadas el 14, 21 y 28 de enero de 2016 en el Foro Escénico del Museo de la Ciudad de Querétaro.

Archivo en fotografía, vídeo y más información sobre el Tríptico del Dolor:

LEPROSOS

DESLENGUADOS

ENDEMONIADOS

Fotografías por Herani Enríquez HacHe y Wendy Crowder 

Proyecto beneficiario del Programa de Apoyo a la Producción Artística APOYARTE 2016.

 

Compartir Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: FORBIDEN