Skip to content

ANTICUERPO

Compartir Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Performance de Lechedevirgen Trimegisto

A través de la toma de muestras de tejido y fluidos (piel, sangre, heces fecales y saliva) realizamos la búsqueda, recolección y cultivo de bacterias patógenas oportunistas presentes en la microbiota de mi propio cuerpo. El proceso de cultivo arroja un total de ocho cepas bacteriológicas que potencialmente podrían matarme. Los cultivos son presentados al público y posteriormente se hace la búsqueda de “bacterias” en el cuerpo de los asistentes, utilizando polvo fluorescente con tal de hacer visible la presencia de microorganismos.   

Un Anticuerpo es una sustancia segregada por los linfocitos de la sangre para combatir una infección de virus o bacterias que afecta al organismo.

Los pacientes trasplantados deben recibir, por el resto de sus vidas, tratamiento con fármacos inmunosupresores, necesarios para evitar el rechazo del órgano o injerto. Al mismo tiempo, dicho tratamiento los vuelve mayormente susceptibles a infecciones y enfermedades.

Con tal de hacer visible dicha paradoja, el artista se propone explorar su condición como paciente trasplantado utilizando su cuerpo a nivel microbiológico y su propio sistema inmune. Anticuerpo es un proyecto artístico que cuestiona los límites entre salud y enfermedad, mostrando el frágil equilibrio que existe entre la vida y la muerte.

Hace aproximadamente un año y ocho meses me realizaron un trasplante renal, cirugía mayor de injerto de donador vivo en fosa ilíaca derecha. Este hecho me curó de la insuficiencia renal crónica que me llevó a la etapa terminal. Gracias a esa cirugía hoy aquí, estoy vivo.

«Consumo azatioprina, tacrolimus y prednisona, medicamentos que inhiben la respuesta de mi sistema inmune, que debería defenderme de la colonización de microorganismos patógenos externos. Sin embargo también existen microorganismos internos capaces de colonizarnos y generar múltiples escenarios de riesgo, especialmente para personas inmunosuprimidas. Éstos forman parte de la colección de microorganismos endémica de cada uno de nosotros, denominada como Microbiota normal. Ellos viven dentro de nuestros organismos 24/7, acompañándonos a todos lados, estando allí cuándo dormimos y cuándo despertamos. La gran mayoría de ellos son benéficos al encargarse de la síntesis, absorción o transformación de vitaminas y ácidos, entre otras sustancias que son necesarias para la vida. Sin embargo, algunos de ellos se hacen presentes cuando nuestras defensas bajan, siendo capaces de atacarnos desde adentro en cualquier momento. A estos seres se les denomina microorganismos patógenos oportunistas, algunos de ellos capaces incluso de matar al huésped.» Lechedevirgen Trimegisto

Proyecto presentado en octubre de 2018 en el Museo de la Ciudad de Querétaro.

Las bacterias que fueron colectadas y cultivadas correspondieron a las siguientes cepas:

1.- BACILLUS. MEDIO DE CULTIVO: AGAR SOYA TRIPICASA. Dos especies de Bacillus se consideran de importancia médica: Bacillus Cereus y Basillus Anthracis. Mientras el Bacillus Cereus es una bacteria que causa envenenamiento por consumo, ocasionando síntomas como diarrea y dolor ambdominal, el Bacillus Anthracis tiene al menos 89 cepas conocidas, varían de entre las altamente virulentas con aplicaciones en armas biológicas y bioterrorismo como el Carbunco (también conocido como Antrax. Las cepas difieren por la presencia y actividad de varios genes, que determinan la virulencia y la producción de antígenos y toxinas. La forma asociada con los ataques terroristas del 2001 consistió en organismos que producían la toxina y antígenos capsulares.

2.- MORAXELLA. MEDIO DE CULTIVO: AGAR SANGRE. Bacteria que habitan en el ambiente en general, pero son más abundantes en la región nasofaríngea de humanos y animales, especialmente bovinos. Algunas de sus principales especies son la Moraxella Lacunata que causa blefaroconjuntivitis, la Moraxella bovis queratoconjuntivitis provocando la enfermedad del «ojo rosa» en ganado y Moraxellla catarrhalis, está última reside en las vías respiratorias pero puede acceder al aparato respiratorio en pacientes con trastornos pulmonares crónicos o inmunodeficientes, ocasionando traqueobronquitis y neumonía. La prevalencia de la colonización por M. catarrhalis depende de la edad. Entre el 1 y el 5% de los adultos sanos tiene colonizado el tracto respiratorio superior. Aunque la bacteriemia es rara, la mitad de los pacientes muere dentro de los 3 meses debido a enfermedades intercurrentes. Algunos factores de riesgo incluyen condiciones de vida, higiene, factores ambientales, inmunosupresión o tabaquismo.

3.- ESCHERICHIA COLI. MEDIO DE CULTIVO: EOSINA AZUL DE METILENO Y SALMONELLA-SHIGELLA AGAR. La E. coli es un tipo de bacteria que vive en el intestino. La mayoría de las E. coli no causan problemas y además son necesarias para el funcionamiento correcto del proceso digestivo y producen las vitaminas B y K. Pero, algunos tipos pueden producir enfermedades y causar diarrea. Uno de ellos causa la diarrea del viajero. El peor tipo de E. coli causa una diarrea hemorrágica y a veces puede causar insuficiencia renal y hasta la muerte. Esto, en general, ocurre en niños y en adultos con sistemas inmunitarios debilitados. Se pueden adquirir infecciones por E. coli al consumir alimentos que contienen la bacteria. Los síntomas pueden incluir: nausea, vómito, fuertes cólicos abdominales, cansancio o fiebre. La contaminación siempre es a través de las heces. Hay dos formas de “invasión”, siempre por contacto. Puede entrar a través de la boca al sistema digestivo. O transmitirse en la piel de las zonas genitales. En este caso invade el aparato urinario y provoca una cistitis. En el caso de la infección del aparato digestivo lo más habitual es que sea por falta de higiene.

4.- STAPHYLOCOCCUS AUREUS. MEDIO DE VULTIVO: AGAR BAIRD PARKER. conocido como estafilococo áureo o estafilococo dorado, es una bacteria que se encuentra ampliamente distribuida por todo el mundo, estimándose que una de cada tres personas se hallan colonizadas, aunque no infectadas, por ella. Su nombre significa «racimo de uvas doradas» y lo lleva en función de su morfología microscópica y el color dorado de las colonias en los cultivos. Es un agente patogénico ubicuo que es considerado como parte de la microbiota normal, se encuentra en la piel del individuo sano pero en ocasiones en que las defensas de la piel caen puede causar enfermedad. El principal grupo de riesgo son pacientes hospitalizados o inmunosuprimidos. Cerca de 2 mil millones de personas han sido colonizadas mundialmente este microorganismo. Puede producir una amplia gama de enfermedades, que van desde infecciones cutáneas y de mucosas tales como foliculitis, forunculosis o conjuntivitis, hasta enfermedades de riesgo vital, como abscesos profundos, osteomielitis, meningitis, sepsis, endocarditis o neumonía.

5.- STAPHYLOCOCCUS EPIDERMIDIS. MEDIO DE CULTIVO: AGAR SOYA TRIPICASA.  Forma parte de la microbiota normal y se presenta frecuentemente en la piel de humanos y de animales y en membranas mucosas. Las bacterias poseen una capa externa de polisacáridos que se adhieren firmemente al plástico, lo que también contribuye a impedir la penetración de los antibióticos dificultando el tratamiento. Esta bacteria causa biopelículas que crecen en los dispositivos de plástico que se colocan dentro del cuerpo. Esto ocurre más comúnmente en los catéteres intravenosos y prótesis médicas. La infección también puede ocurrir en pacientes sometidos a diálisis o a cualquier persona con un dispositivo plástico implantado que pudo haber sido contaminado. Igualmente es la causante de la endocarditis en pacientes con válvulas cardíacas y puede ocasionar infecciones en vías urinarias como cistitis y septicemia o choque séptico que puede llegar a ser letal con una mortalidad del 40% en pacientes afectados.

6.- STREPTOCOCUS SP. MEDIO DE CULTIVO: AGAR SANGRE. Las especies conocidas de streptococus que producen enfermedades a humanos son: Streptococus Agalactiae que produce Menngitis en neonatos y transtornos en el embarazao, el neumococo principal causa de neumonía, Streptococus Viridans que provoca endocarditis y abscesos dentales, Streptococus Mutans cuasante de la caries dental y el Streptococus Pyogenes que es la causa más frecuente de faringitis bacteriana, aunque también produce otitis media, mastitis, infecciones en las capas superficiales de la piel y en los casos más severos, fascitis necrotizante factor que le confiere el apelativo de «bacteria comedora de carne». Igualmente puede provocar fiebre reumática y la glomerulonefritis posestreptocócica.

7.- MICROCOCCUS LUTEUS. MEDIO DE CULTIVO: AGAR SOYA.  es una bacteria aerobia obligada que no puede vivir sin oxígeno, que puede ser encontrada en la tierra, polvo, agua y aire, formando parte de la microbiota bacteriana de la piel de los mamíferos y humanos. podría ser también un patógeno oportunista, particularmente en pacientes con inmunodeficiencia. Puede ser difícil identificar Micrococcus como la causa de una infección puesto que el organismo está presente normalmente en la microbiota cutánea y aunque el género es raramente asociado con enfermedades en raras ocasiones la muerte de pacientes inmunodeprimidos se ha debido a infecciones pulmonares producidas por Micrococcus. También puede estar implicado en otras infecciones, incluyendo bacteremia recurrente, shock séptico, artritis séptica, endocarditis, meningitis y neumonía cavitaria.

8.- ENTEROCOCCUS FECALIS. MEDIO DE CULTIVO: BILIS ESCULINA. Las especies del género Enterococcus constituyen un serio peligro para la salud, pues se han convertido en un patógeno nosocomial de primer orden y de importancia creciente. Pueden provocar enfermedades muy graves como la bacteriemia y la endocarditis, así como infecciones de vejiga, próstata, epidídimo; infecciones de sistema nervioso. También son causantes de infecciones de heridas quirúrgicas, septicemia, abscesos intraabdominales y pélvicos, infecciones de piel, tejidos blandos, neonatales y pediátricas. La mayoría de las infecciones son originadas de la microbiota endógena, aunque pueden ser transmitida de persona a persona o por consumo de agua o alimentos contaminados. La existencia de enterococos se potencia porque ha tenido la habilidad de adquirir resistencia a prácticamente todos los antibióticos en uso.

Fotografías por Herani Enríquez HacHe

Compartir Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *